Cursos

Principales componentes del gasto energético

Alimentos

Diversas personas me han preguntado en algún momento qué es lo que influye en el gasto energético de la gente y cómo se podría calcular. Me gustaría responder a esta duda no sólo desde un punto de vista académico y teórico, sino señalar una cifra más o menos orientativa que nos deje clara cuál va a ser la dimensión del gasto total.

Para más información, siempre será conveniente que completemos nuestra formación con el curso de dietética y nutrición. Vayamos punto por punto para que quede lo más claro posible.

Componentes del gasto energético total (GET)

Cabe decir que, teniendo en cuenta algunos matices, hay tres elementos esenciales en el consumo habitual de energía: el Gasto debido a la Actividad Física (GAF), el Efecto Termogénico de los Alimentos (ETA) y el Gasto Energético Basal (GEB). O sea, hablamos de tres variables:

·         El gasto que se deriva de la necesidad de mantenerse vivos
·         Los gastos relacionados con la actividad deportiva.
·         Y el gasto relacionado con el consumo de los alimentos.

Podríamos resumirlo con la fórmula: GET = GEB + GAF + ETA

El Gasto Energético Basal (GEB)

Este elemento constituye al menos el 60-70% del GET y nos muestra la cantidad de energía que usa una persona normal durante un día mientras se encuentra en reposo absoluto, tanto físico como mental, y en una temperatura neutra. Este elemento suele ser muy constante.

El estudio del metabolismo basal se debe hacer a primera hora de la mañana, recién levantados, cuando no se ha hecho deporte ni la menor actividad, ni se ha comido en las últimas 10 horas. Otra medición recibiría el nombre de Tasa Metabólica en Reposo, la cual suele llegar a un 10-20% del total de metabolismo basal.

El Gasto por Actividad Física (GAF)

Este gasto se puede desglosar en las actividades relacionadas con la práctica deportiva, y aquellas que tienen que ver con las actividades habituales de nuestra vida cotidiana. Su aportación al GET es muy variable, oscila entre el 10 y el 30%, según hablemos de personas muy sedentarias o muy activas.

El Gasto por el Efecto Termogénico de los Alimentos (ETA)

Estos gastos tienen que ver con la ingesta de alimentos. Su contribución al GET suele ser de un 10%. Se le puede llamar de muchas maneras: acción dinámica de los alimentos, termogénesis inducida por nuestra dieta, efecto específico de los alimentos… O sea, se refiere al gasto que se deriva de la digestión, la absorción y la metabolización de los alimentos que comemos a diario.  Esto incluye la síntesis y la acumulación de diversas moléculas, incluyendo la de los tres principios inmediatos.