Grados

Grado

Harvard University Graduates on Commencement Day

La universidad es una etapa muy importante en la vida académica del estudiante que forjará su futura vida profesional y personal. Muchos estudiantes se enfrentan a esta nueva etapa con miedo a lo desconocido.

Y es que no es para menos: grados, créditos, asignaturas optativas, matriculaciones… un mundo aparentemente oscuro y complicado. En este post te resumimos, de modo claro y conciso, todo lo que necesitas saber sobre el mundo de los grados.

Un grado es la adaptación moderna de las antiguas licenciaturas, por lo que se trata del primer paso en la educación universitaria. Tras los cuatro años que suele durar, el grado culmina con una certificación expedida por una institución universitaria en la que se acredita que el estudiante en cuestión ha llevado a cabo de modo satisfactorio un título universitario, conocido comúnmente en España como “carrera universitaria”.

Para la obtención del grado es necesario aprobar asignaturas. Las asignaturas se computan mediante créditos ECTS (European Credit Transfer System). Se trata de un valor utilizado en toda Europa que mide la valoración académica de las asignaturas – que suelen ser de 6 créditos – en función del esfuerzo que debe realizar el estudiante para aprobarla. Antiguamente, la licenciatura contaba con un sistema distinto de crédito en el que éste resultaba de las horas de trabajo del profesor y no del alumno. Para facilitar la convalidación de créditos en universidades europeas mediante el programa erasmus y para hacer primar la dedicación del estudiante, se decidió abandonar el sistema antiguo y adoptar los ECTS.

Un grado equivale, en total, a 240 créditos ECTS, divididos en 60 créditos por año. Existen excepciones: tienen una mayor duración los grados en Medicina, Veterinaria, Arquitectura, Odontología y Farmacia. El precio de la matrícula es, pues, el precio del crédito multiplicado por el número de créditos anuales. Este precio varía según la comunidad autónoma, la universidad donde se realicen los estudios y el tipo de estudio que se lleve a cabo (las humanidades tienen un coste inferior a las ciencias experimentales, por ejemplo).

Existen algunas becas del Ministerio de Educación para sufragar los costes de la matrícula (haz click aquí), así como las famosas “matrículas de honor”. Si un estudiante consigue una en una asignatura de 6 créditos, significa que en la próxima matriculación se le descontarán 6 créditos. Hay que tener cuidado con las asignaturas suspendidas, puesto que desde hace poco tienen un recargo sobre el precio del crédito.