Cursos

Aprovechar el fin de semana para formarse

fin de semana

Los fines de semana son utilizados por la mayoría de los trabajadores, en activo o no, para descansar. Es un concepto habitual eso de que el fin de semana no se hace nada, o al menos, nada de productivo.

Sin embargo y precisamente porque hay mucho tiempo libre, el fin de semana puede ser el mejor momento para realizar un curso de formación.

¿Por qué formarse los fines de semana?

  • Destacarse frente a la competencia. Debido precisamente a que la mayor parte de las personas descansan estos días, formarse los sábados y los domingos puede suponer esa ventaja frente a otros compañeros de trabajo o frente a candidatos a puestos de trabajo similares.
  • Cursos intensivos. Como hay mucho tiempo libre, estos días se pueden dedicar a una formación de tipo intensivo, mucho más concentrada y que se aprovecha más por la mucha dedicación horaria.
  • Cursos en el extranjero. Las conexiones con distintos países y lugares hacen posible que en la actualidad se pueda viajar por ocio un viernes por la noche y volver el domingo a última hora, ¿por qué no aprovecharlo para estudiar un idioma mediante un curso de inmersión lingüística?
  • Estudiar de forma más relajada. Si estrés por motivos de trabajo y sin otras actividades, el “finde” supone un excelente momento para estudiar de una forma más relajada y tranquila, o lo que es lo mismo, para concentrarse más y mejor.
  • Una actividad con la pareja o amigos. Como en estos días son menos personas las que trabajan, seguro que es posible encontrar a alguien con quien acudir al curso, de esta forma formarse será más motivador.

Formarse, la solución al desempleo

Estudiar se ha revelado como la mejor solución contra el desempleo, y cuando durante la semana se dedican muchas horas a buscar trabajo, es complicado concentrarse para estudiar, en fin de semana puede suponer una ruptura de rutina y un elemento motivador.