Cursos

Cómo convertirse en azafata de tierra

azafata de tierra

Ser azafata de vuelo es una de esas profesiones que siempre llama la atención de muchas personas, porque está envuelta en el prestigio de trabajar en el aire y en una compañía de vuelo. Sin embargo, los requisitos son muchos, eso sí existen muchas formas de convertirse en azafata, y algunas de ellas son de lo más interesantes y atractivas.

Las azafatas de tierra son la otra propuesta para convertirse en asistente, en tren o en autobús, pero también como azafata de eventos y congresos son las opciones para trabajar como azafata y, lo mejor de todo es que muchos de ellos son empleos eventuales para conseguir un “extra” al mes o para adquirir experiencia laboral.

Cómo convertirse en azafata de tierra

Por lo general, no existe un curso en concreto para convertirse en azafata de tierra, sino más bien una serie de cursos complementarios y especializados que están diseñados para que la persona que quiere convertirse en azafato o azafata conozca los protocolos y los procesos.

Por ejemplo, uno de los básicos es el curso de seguridad en el que se conocen los medios para tratar a clientes y personal en distintas situaciones de peligro, en muchos casos además, se requiere el carnet de manipulador de alimentos, por ello y, aunque no sea siempre necesario, una buena idea es contar con él entre los indispensables para ser azafata.

La mayor especialización aumenta las posibilidades de convertirse en azafata, aunque también es cierto que ello implica que sea más complicado poder ampliar también las opciones de ser azafata.

El físico es importante

No en todos los puestos de azafata son requisito las mismas medidas, pero sí que es cierto que uno de los requisitos más habituales se refiere a un físico atractivo y a una altura mínima para poder ser azafata.