Grados

Cómo ser piloto

como ser piloto

Poder volar por los aires, tener una profesión en la que es posible ver países y mares u océanos desde el cielo, el respeto de la profesión y, por supuesto, el sueldo, son algunos de los motivos que hacen que muchas personas vean la profesión de piloto como una de las más atractivas.

Cómo convertirse en piloto

La forma de convertirse en un piloto de aviones es mediante una licencia de piloto comercial, una acreditación que se puede obtener mediante dos vías distintas, pero que, después de todo, tiene una validez similar.

Por un lado, existe el Grado de Piloto, que en dos años prepara a los jóvenes para convertirse en profesionales de las alturas, y que está integrada por clases teóricas sobre el mundo del vuelo y distintos aspectos que tienen que ver con el transporte aéreo de personas y mercancías, y unas 150 horas de prácticas de vuelo. De momento, se trata de una carrera que solo se puede realizar en escuelas privadas.

La otra opción es un módulo preparatorio para superar las pruebas de obtención libre de la licencia para pilotos comerciales, que incluye unas 45 horas de vuelo práctico. Aunque esta segunda opción limita mucho las posibilidades a la hora de trabajar.

Una profesión con una alta tasa de paro

Al contrario de lo que se podría pensar, en el sector del pilotaje, en la actualidad, existe un alto porcentaje de desempleo, de hecho, se cree que solo uno de cada cinco profesionales que pueden trabajar como pilotos tiene un empleo.

Los recortes en el sector han sido el principal motivo por el que muchos pilotos aéreos han tenido que buscar otras opciones profesionales.