Grados

Cómo convertirse en asesor inmobiliario

asesor inmobiliario

El sector inmobiliario no pasa por su mejor momento, el parqué de inmuebles sigue aumentando y el número de viviendas que se venden mantiene cifras récord a la baja. Sin embargo, el sector también reconoce que hay una parte de la inmobiliaria que sí está creciendo y es el lujo inmobiliario, las casas de alta gama llaman la atención de inversores que, movidos por los precios “más convenientes” ven en este tipo de viviendas una excelente oportunidad para invertir.

El intermediario en la compraventa de una casa es el asesor inmobiliario, un profesional que gestiona viviendas y hace que cada comprador encuentre un inmueble que se agrade. Las dotes de comunicación, la proactividad, la persuasión y un cierto “ojo” para los negocios son esenciales para un asesor inmobiliario. ¿Qué hay que estudiar para ser asesores inmobiliarios?

Cómo convertirse en asesor inmobiliario

En realidad no existen muchas titulaciones específicas para convertirse en asesor de inmobiliaria, pero una buena forma para comenzar el apostar por los estudios universitario y, grados como el de ADE se pueden convertir en una buena base para trabajar en el sector inmobiliario mejorando las posibilidades de aprender.

El Grado en Derecho también es una excelente alternativa, con especialización el derecho inmobiliario. Para aquellos que prefieran optar por el sector de las ventas al público extranjero, se puede comenzar con un grado en Turismo.

Un postgrado en Derecho Inmobiliario o el Valoraciones Inmobiliarias será el perfecto complemento para ser un asesor inmobiliario con una formación adecuada para trabajar en el sector. Además, la formación con cursos de comunicación y sobre decoración se convertirán en la mejor opción para mejorar las posibilidades de ser un buen asesor.

Empleo a comisión

Los asesores inmobiliarios suelen trabajar a comisión, por ello, la formación destinada a mejorar las ventas hará que las opciones de ganar más dinero aumenten en un sector que apuesta por la diversificación y la especialización.