Cursos

Razones para aprender a nadar de adulto

aprender a nadar

Parece que los niños de ahora casi nacieran con la habilidad de nadar adquirida. Aunque más bien, han sido favorecidos por una sociedad en la que el acceso a las piscinas es grande, muchos, incluso sin salir de casa tienen un espacio en el que nadar.

Pero hasta hace no demasiado, las piscinas no eran comunes en muchas localidades por ello, existen personas que al llegar a la edad adulta no han adquirido los conocimientos necesarios para desenvolverse en el agua o, aunque sepan las nociones, no tienen seguridad. Los cursos de natación para adultos son una excelente opción para quitar el miedo al agua sin importar la edad.

¿Por qué aprender a nadar de adulto?

  • La natación es un deporte completo. Pocos deportes favorecen el movimiento de tantos músculos a la vez como la natación, de hecho, es uno de los más importantes para quienes quieren mejorar su forma.
  • Mejorar la seguridad y la autoestima. La realización de deporte mejora la autoestima por la liberación de endorfinas.
  • Conocer a gente nueva. Estos cursos están muy demandados, y en los grupos hay gente de lo más variada, por ello, son ideales para hacer nuevos amigos.
  • Poder disfrutar más del agua en verano. No solo “meter” los pies o bañarse un poco, sino disfrutar realmente de la sensación de estar en el agua en verano.
  • Beneficios para la circulación. El agua mejora la circulación sanguínea de las zonas periféricas, por ello, es excelente para las piernas y los brazos.
  • Superar un miedo. Lo más importante es que, el miedo no puede condicionarnos para limitar las actividades que queremos hacer, y aprender a nadar, aunque sea de adulto es una buena forma de superar un miedo que nos impide disfrutar al máximo del verano.

¿Se te ocurren otras razones?